viernes, 10 de abril de 2015

Vía verde Senda del Oso

Teníamos pendiente comentar cómo fue nuestra experiencia recorriendo parte de la Vía Verde Senda del Oso en bici, y vamos a aprovechar a hacerlo ahora para que luzca con todo su esplendor la Dahon, que sí, sigue con nosotros y usándola como en este viaje.

Nosotros comenzamos nuestra ruta dejando el coche en Proaza junto a la central hidroeléctrica, un singular edificio de los años 60.


Desde allí nos acercamos ya con las bicis al cercado donde están Paca, Tola y Furaco, 3 osos pardos a los que alimentan a las 12 del mediodía y que aunque da pena verlos allí, sin duda es fundamental la parada para los niños, eso sí, esto retrasa bastante la ruta en sí, eran las 12.30 y allí seguíamos, viendo osos.


Tras esta parada inicial y aunque ya era un mediodía muy avanzado, comenzamos la ruta. Decidimos hacerla en este sentido para tener la leve pendiente a la ida y que la vuelta, suponemos que cansados, dejarla cuesta abajo.

Por tanto seguimos dirección Caranga, entre túneles y tramos tallados en la roca, pasamos por el desfiladero de  Peñas Juntas y en la bifuración tuvimos que decidir si tomábamos el ramal de Entrago o Santa Marina.


Nosotros por las recomendaciones en guías fuimos hacia Entrago, entre bosques, pegados la la pared de roca, túneles, el río... una gozada, la pista en bastante buen estado... (salvo algún bache en los oscuros de los túneles) pero el estómago comenzaba a protestar, y el mediodía fue muy caluroso...




Así que tras 14 km, paramos en el "área recreativa" de Entrago a comer. Lo entrecomillo, porque no es más que una esplanada de campers... con la parte positiva de los baños.

Y tras la parada técnica, vuelta, ahora cuesta abajo y con la tripa llena. Como veis hicimos sólo un pequeño tramo de unos 14 km (ida), pero lo bueno de estas cosas es que habrá que volver para verlo todo, iglesias, puentes y demás.


Y para terminar, tras el largo día, nos merecimos un homenaje:


La Dahon se portó fenomenal, los que la tenéis sabéis que es muy cómoda incluso con baches. Recibí alguna mirada de extrañeza del tipo ¿y ésta no tendría otra bici para venir?
Made on a Mac