viernes, 2 de septiembre de 2011

Aveiro (Portugal)

Cuando buscamos información de Aveiro, lo más habitual era leer que se trataba de la Venecia portuguesa (pelín exagerados, si vas pensando eso probablemente te lleves una decepción).


Pero no fue nuestro caso y cumplió plenamente nuestras expectativas. Al llegar allí, nos encontramos una preciosa pequeña ciudad llena de calles peatonales por las que pasear, góndolas, terrazas, tiendas, casas llamativas...

 

Eso sí, al llegar fue difícil dejar el coche. Estos amables policías-ciclistas, nos dieron caza pero nos perdonaron una multa por meternos, involuntariamente claro, por dirección prohibida.


Además Aveiro tiene ¡bicis! gratuitas y que te prestan con sillita portabebés y todo. Estaban bastante destartaladas, (en la web, parecían más fardonas), pero todo el mundo las coge para darse una vueltecilla. Se llaman BUGA y son geniales.



Tienen un cambio integrado de 3 velocidades y freno de tambor trasero (delante no tenía freno).

Y lo pasamos genial en ellas. Bastó con dejar el dni y las tuvimos durante todo el día.


Además están bici-concienciados:

Ah, este aviso en el paso subterráneo:


 Con taxis-bici, como ya hemos visto en otras ciudades europeas como París, Helsinki...


¿Quién dijo que en una bici no se pueden llevar muchas cosas?


Y con bicis de todo tipo:




No hay comentarios:

Made on a Mac