domingo, 22 de mayo de 2011

Arcas Reales

El viernes nos dimos un paseo por lo que se llaman las Arcas Reales.

Se trata del sistema hidráulico que abasteció la ciudad de agua desde el siglo XVI a mediados del  XX. Aunque aquí, podéis leer muchísimo más, se lo ha currado, merece la pena.

El recorrido se hace un poco descorazonador al principio, cuando hay que sortear, urbanizaciones, circunvalaciones... hasta comenzar el recorrido, que muere porque es imposible atravesar la Ronda exterior sur, las vías del ave..., pero merece la pena ir paralelos al canal y ver algunos de los aljibes rehabilitados (o no).


En el camino, nos encontramos a un abuelete paseando, al vernos volver, nos preguntó si lo que queríamos era llegar a Laguna, le dijimos que no, que sólo paseábamos, pero que no se podía llegar a ninguna parte desde allí. Le dijimos que entre trenes y carreteras estábamos cercados, y él dijo que acabaríamos como Japón, que como estaba todo hueco, se había hundido :-(


Esto de la ciudad hundida, nos recuerdó  una muy recomendable película, "La leyenda de la ciudad sin nombre" o "Paint your wagon" en versión original (siempre nos encantan las traducciones).  Uno de los pocos musicales que nos gustan y con el que te partes de la risa.

A parte de la agradable tarde de paseo, al leer ahora un poco sobre el tema para hacer la entrada, he redescubierto que fue Felipe II, el que inició el proyecto. De su imperio, dijeron que en él no se ponía nunca el sol... y me ha recordado a lo que he leído hoy en "I love bicis": El sol sale en Madrid dos veces... y en más ciudades también ;-)

No hay comentarios:

Made on a Mac