sábado, 12 de junio de 2010

¡No contamina, no gasta gasolina!

Al grito de ese eslogan, se ha celebrado hoy la IV Marcha Ciclonudista Ciudad de Valladolid.


El propósito, denunciar lo desnudos y desprotegidos que se sienten los ciclistas ante la falta de respeto de conductores (y por qué no de las administraciones).

Aunque el fin, me parece respetable, no tengo claro si les apoyo demasiado o no con este tipo de actos (aunque les hayamos hecho palmas al pasar, incluso Olga les ha hecho unas tortitas). Creo que este tipo de cosas, da argumentos a los que nos clasifican de "los quinquis de las bicis que no hacen más que entorpecer". A mi me gusta más, que se nos vea como a los de copenhagenize, divinos, con traje y tacón, la raya pintada, viejos o jóvenes, que van a estudiar, a trabajar, con los niños al cole, a la compra, de fiesta...

El caso es que íbamos de camino a la cafetería del Corte Inglés (espacio sin humo, RARE, como dirían en ebay) a merendar unas crepes. De ellas no tenemos foto, pero de las vistas sí, y merecen la pena.


No hay comentarios:

Made on a Mac