lunes, 25 de febrero de 2008

Burgos: Segunda excursión

Este pasado fin de semana, aprovechando el buen tiempo, se podría decir que incluso increíble para ser Febrero, hemos continuado con nuestra recién establecida costumbre de pasearnos en nuestras Dahon, y volver a visitar las capitales de las provincias limítrofes.

En esta ocasión la decisión la tomó weather.com que nos decía que haría mejor por el norte que por el sur, y entre Burgos y León, nos decantamos por la primera.

Como en la anterior ocasión aparcamos en el primer hueco que encontramos al entrar en la ciudad, bajamos y montamos las Dahon, preparamos unos bocadillos de paletilla ibérica y comenzamos a pedalear hacia el centro.

Lo primero que vimos fue unos inmensos edificios al lado del centro de salud de San Agustín, que encerraban una gran plaza (centro cívico incluido) para el disfrute de los peatones y ciclistas. Allí encontramos una bici "amiguita", una Monty plegable, cuyo dueño observaba atentamente nuestras Dahon... supongo que vio la diferencia...

Después cruzamos la vía del tren -que lástima tener las ciudades divididas por pasos a nivel- y el río Arlanzón, que en este caso divide y acompaña en su discurrir a la ciudad. Una vez traspasada la puerta de la muralla, nos encontramos frente a la altiva catedral. No puedo decir que sea mi preferida, pero sin duda es impresionante. Y allí mismo, un poco retirado, descansando del Camino, tenemos al Peregrino, con su Dahon por supuesto.

Una vez cumplidos con la catedral, saboreamos nuestros bocadillos a la orilla del río. Y tras un breve reposo, aprovechamos que el gentío reposaba la comida para recorrer el centro peatonal. ¡Qué placer! Cada día le encuentro más ventajas a las ciudades peatonales, sin el ruido de los vehículos, por fin a la medida de las personas. Y para finalizar el paseo disfrutamos del carril bici que, a orilla del Arlanzón, recorre la ciudad.

De vuelta a casa, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y el camino a casa por la puerta del Decathlon, no hicimos nada por resistirnos, y entramos a hacer algunas compras... menos de las iniciales, porque antes de salir, sacamos del carro la mitad de las cosas, todas innecesarias que hubiesen hecho que el día nos hubiese salido por un pico.

¿Próximo destino?

3 comentarios:

Oscar dijo...

Menudos ciclistas estais hechos.. de todas formas, para ser buenos ciclistas lo suyo sería que fuerais dando un paseo en la Dahon hasta Burgos, León, etc..
Un abrazo.. y a seguir enseñandonos Castilla sobre ruedas.

Isra dijo...

No tenía ni idea que tenías un blog. Me engancho (soy un adicto, me engancho a cualquier cosa).
A ver si conozco a tu Dahon en persona.

Un abrazo

Roberto Santana dijo...

Solo he estado en Burgos una vez en un estupendo ágape detrás de la catedral. La verdad es que no recuerdo el nombre del sitio, será la edad... ah no que tengo menos que algunos... ;-)

Os propongo el nuevo destino :-)

¡Saludos!

Made on a Mac